miércoles, 22 de abril de 2020

Día del Libro (en casa)

Este próximo 23 de abril se celebra el Día del Libro y también es el día de nuestra comunidad, Castilla y León.


Os animamos a celebrar ambas festividades con los más peques de la casa. Hacedles partícipes del día festivo y comentad con ellos qué estamos celebrando.

Aquí tenéis diferentes ideas para poder festejarlo:
  • Día del Libro:
"Tomemos nuestros libros y nuestros bolígrafos, que son nuestras armas más poderosas" dijo Malala Yousafzai en las Naciones Unidas. El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y no podemos perder la oportunidad de motivar a nuestros peques y de fomentar ese amor por los libros.

mejores cuentos infantiles

Podemos empezar por motivar los niños con este vídeo que hace referencia a la capacidad de viajar a lugares fantásticos sin movernos de casa, tan solo con un libro.
Juntos tenemos la oportunidad de crear nuestros cuentos siguiendo este tutorial que seguro les gustará. Y así podremos crear nuestra propia historia con dibujos y letras.
Animemos a nuestros niños a que hoy sean ellos quienes se encarguen de leer su cuento favorito al resto de la familia sin dejar de prestar nuestra ayuda, ¡por supuesto!
Compartid un rato con vuestros libros: cada uno puede hojear o leer el suyo...¡y se permiten intercambios!

  • Día de Castilla y León:
También hablaremos de que nuestra comunidad autónoma celebra hoy su "cumpleaños". Podemos enseñarles un mapa y hablarles de dónde nos encontramos así como de nuestra bandera castellano leonesa:

Bandera de Castilla y León - Wikipedia, la enciclopedia libre

¡Seguro que los leones y los castillos atraen su atención! Aquí podéis acceder a ella para colorear.
Aunque el concepto de comunidad es complicado de comprender en estas edades, les vendrá bien ir conociéndolo poco a poco.

¡Esperamos que disfrutéis de este día en familia!

viernes, 17 de abril de 2020

Experimentos para peques

Sabemos que nuestros niños se encuentran en una fase de continuo desarrollo cerebral. Por eso es muy importante que les facilitemos actividades que "rompan sus esquemas", les hagan plantearse preguntas e, incluso, formulen pequeñas hipótesis.

Neuroeducación: Conocer el cerebro infantil para educar niños ...

También conocemos el efecto positivo de presentarles algo sorprendente que, a sus ojos, es hasta mágico. Así que hoy os dejamos unos experimentos muy sencillos para realizar en familia con material que podemos encontrar en nuestras casas.
Os proponemos que durante la realización de estas pruebas vayáis haciéndoles preguntas que les permitan anticipar conclusiones, imaginar, dudar,... Estas cuestiones pueden ser: ¿qué crees que va a pasar?, ¿qué sucederá?, ¿desaparecerá?,...
Aquí tienes algunas propuestas:

  • El pañuelo que no se moja:

Necesitamos:un recipiente de plástico transparente, un vaso de plástico transparente, un pañuelo y agua
Procedimiento: colocamos el pañuelo dentro del vaso y hacemos que los niños comprueben que está seco. Ahora colocamos el vaso boca abajo dentro del recipiente con agua y presionamos un ratito. Al sacarlo comprobaremos que el pañuelo se mantiene intacto. 

Los mágicos TEJIDOS SECOS: Experimentos para niños

  • El huevo saltarín:

Necesitamos:un huevo, vinagre, un recipiente.
Procedimiento: colocamos el huevo dentro del recipiente (si es transparente, mejor) y rellenamos con vinagre hasta cubrir el huevo. Dejamos reposar dos días la mezcla. Al sacarlo comprobaremos que tiene una textura viscosa, elástica e, incluso, ¡bota!

Huevo en Vinagre Saltarín - Experimentos para Niños | BuhoCo

  • El globo que se hincha solo:

Necesitamos:un globo, bicarbonato sódico, vinagre, embudo, una botella de plástico.
Procedimiento: ponemos vinagre dentro de la botella de plástico (un poco menos de la mitad). Con la ayuda del embudo rellenamos la mitad del globo con bicarbonato. Colocamos la boca del globo en la boca de la botella con cuidado. Cuando esté listo, dejamos caer el bicarbonato dentro de la botella. Al juntar vinagre y bicarbonato se produce una reacción química que hace que se hinche el globo.

Así se infla un globo para que flote sin helio

¡Esperamos que os guste y lo disfrutéis! ¡Y, sobretodo, que nuestros peques sonrían al observar estos efectos!
¡Cuidaos mucho!


Fuente de los experimentos: Dos profes en apuros

martes, 14 de abril de 2020

El cerebro de un niño necesita 12 abrazos al día.

En México se le dice ‘apapacho’, que es similar a un abrazo pero encierra un sentimiento de afecto o cariño más intenso. Su origen viene de la lengua náhuatl, de la palabra en esa lengua ‘papatzoa’, que quiere decir ‘ablandar algo con los dedos”, aunque el significado que se le dio inicialmente fue “abrazar con el alma”.
La idea de abrazar, entonces, es ‘tocar’, y lo que debes buscar es ‘abrazar el alma de tu hijo’, expresarle cuánto lo amas, muchas veces sin pronunciar palabra y solo con este acto espontáneo. Con ello lograrás que se sienta amado, aceptado y tranquilo.
María Teresa Geithner, psicóloga egresada de la Universidad Javeriana, vocera de la Fundación Vida por Amor a Ellos, asegura que “el abrazo es el primer contacto físico entre seres humanos y (que) es bueno darlo a la hora de dar de comer al bebé, por la posición que se toma y la conexión que se establece entre la madre y el hijo. Así se le transmite seguridad, estabilidad y protección”.
Por su parte, Isabela Vallejo, psicóloga del Gimnasio Los Caobos, afirma que “el abrazo es una manifestación de amor, cariño, cercanía, de vínculo para quien lo expresa como para quien lo recibe, pues es una especie de alimento emocional del ser humano. Cuando se siente ese contacto físico, que se expresa con cariño, respeto y voluntad, el individuo recibe beneficios al dar y al recibir. Un abrazo es la máxima expresión de fraternidad, te da seguridad, energía, te estimula el cerebro y te sube el ánimo”.


La conocida psicoterapeuta estadounidense Virginia Satir, afirmó: “necesitamos cuatro abrazos diarios para sobrevivir. Ocho abrazos diarios para mantenernos y doce abrazos diarios para crecer”. Puesto que los niños están en continuo crecimiento, está claro que un niño necesita 12 abrazos al día.
1. Activan los receptores de la piel y aportan serenidad: El primer contacto del abrazo es con la piel. Automáticamente se activan los receptores de la dermis conocidos con el nombre de corpúsculos de Pacini. La presión sobre estos receptores estimula el nervio vago, conectado con el cerebro y encargado entre otras cosas de regular la presión sanguínea. Es decir, que la suave presión de un abrazo consigue regular la presión arterial y calmar a quien está nervioso o sufre estrés.
2. Libera dopamina, la hormona del placer: Los abrazos liberan un neurotransmisor (un mensajero químico del cerebro) llamado dopamina, que ejerce un gran poder de alivio contra el estrés. La dopamina también se le conoce como la ‘hormona del placer’. También está relacionada con la creatividad y la capacidad de relacionarse o sociabilizar con los demás.
3. Libera oxitocina, la hormona del amor: Una de las hormonas que entra en juego mediante los abrazos es la oxitocina, sí, esa hormona tan importante durante el parto y nacimiento de un bebé. La oxitocina se la conoce como ‘la hormona del amor’. Responsable de generar confianza hacia una persona.
4. Reduce el nivel de cortisol en sangre: El cortisol se relaciona con los niveles de estrés. Evidentemente, nadie quiere tener índices altos de cortisol. Un estudio del Advanced Telecommunications Research Institute International de Kioto consiguió demostrar que los abrazos reducen de forma inmediata los índices de cortisol en sangre.

¿Qué siente un niño cuando le abrazan?
  • Siente que es querido por sus padres.
  • Refuerza su fortaleza.
  • Le confiere mayor seguridad de sí mismo.
  • Favorece su autoestima
  • Se siente un niño feliz.
  • Mejora sus capacidades de relacionarse con otros niños.
  • Mejora su empatía.
  • Previene rabietas y enfados.
Fuente: Orientación Andújar 

miércoles, 1 de abril de 2020

Colaborar en casa

Es un buen momento para inculcar a los niños la importancia de su colaboración con las tareas de la casa. Escoger alguna variante para que los más peques participen de la organización familiar favorece el desarrollo de su responsabilidad.


Es importante regular la labor que les pediremos que realicen en función de su edad. Pero hay que tener en cuenta que son capaces de realizar muchas más cosas de las que a veces pensamos.
Colaborar en el día a día del hogar va a hacer que nuestros niños se sientan más mayores, responsables e, incluso, aumenten su autoestima. Van a ser conscientes de la relevancia de su papel dentro de la familia y también del esfuerzo que hay que poner para tener todo al día.
Os animamos a que pactéis con ellos un reparto de tareas y les animéis a realizarlas en el momento adecuado ensalzando lo vital que es su colaboración. Procurad no hacer vosotros lo que ellos no han hecho en el tiempo destinado para que vean las consecuencias de no cumplir con nuestras obligaciones.
Aunque sí es bueno que les vayáis recordando lo que tienen que realizar.
En la siguiente tabla podéis consultar algunas de las labores que pueden realizar en función de su edad:


¡Probad vuestras propias combinaciones e ideas según creáis que le puede gustar o motivar más a vuestro peque!

¡Deseamos que todo os vaya bien!