martes, 28 de octubre de 2014

Motricidad fina - 3 años

El control de la motricidad fina es la coordinación de músculos, huesos y nervios para producir movimientos pequeños y precisos. Un ejemplo de control de la motricidad fina es recoger un pequeño elemento con el dedo índice y el pulgar.
Muchos pequeños presentan dificultad a la hora de coger correctamente el lápiz, y lo cierto es que aprender a coger el lápiz de forma adecuada es un poco más complicado de lo que parece a simple vista. Conlleva un buen control de la motricidad fina, y ésta se puede ejercitar de manera divertida para ellos.
Coger bien el lápiz ayuda también a tener una escritura correcta y adecuada en el futuro. Conviene ayudar y corregir a los niños, especialmente a partir de los tres años de edad. Hay algo que conviene moderar y es la fuerza con la que algunos niños cogen su lápiz.
En las clases de tres años estamos realizando ejercicios y actividades que ayudarán a los niños en este proceso y que también pueden realizarse en casa:
- Realizar juegos con pinzas de la ropa. Aplicar la fuerza correcta para abrir y cerrar las pinzas es muy positivo para controlar esa misma fuerza de la mano y aprender así cual es la adecuada para coger los lápices.
- Abrochar y desabrochar botones.
- Hacer puzles 
-  El modelaje libre con plastilina también es un juego con el que todos los niños disfrutan, creando formas y figuras al azar.
- Despegar y pegar gomets.
- Colorear con pintura de dedo.
- Insertar cuerdas en bolas.
- Jugar con marionetas de dedo.
- Aprender canciones sobre las manos y dedos para “hacerlos bailar” al ritmo de la música.
- Rasgar papeles utilizando sólo el pulgar y el índice.
- Juegos de pinchitos.
- Abrir las bolsas de los bocadillos, abrir los envases de zumos, de bebibles.
- Abrir y cerrar cajas.
- Meter moneda en huchas.
- Etc..

Aquí os dejamos fotografías de algunas de estas actividades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario