sábado, 8 de octubre de 2011

DEJAR EL CHUPETE Y BIBERÓN


DECÁLOGO PARA DEJAR EL CHUPETE Y EL BIBERÓN

      

1. DESDE HOY. Empezaremos ¡¡hoy mismo!!, si continuamos retrasando el
momento, será más difícil porque su “costumbre” cada vez estará más
afianzada.

2. CONVENCIDOS. Sabemos que pueden hacerlo (de hecho todas las horas
que están en la escuela, prescinden de ello).

3. PROGRESIVAMENTE. Ha de ser una retirada progresiva sobre todo en el
caso del chupete: si nos lo pide muy insistentemente, se lo damos y
probamos dentro de unos minutos. Con el biberón igual: si le cuesta
mucho, ofrezcámosle primero una pequeña cantidad en el vaso y el resto
en biberón, aumentando poco a poco la primera y reduciendo la
segunda.

4. POSITIVOS. Seamos positivos: presentémosles un vaso atractivo, unos
cereales de desayuno motivadores para ellos, sus galletas favoritas…

5. PACIENTES. El proceso de dejar el biberón va a ser corto, pero quizá esos
días sea un poco lento y “latoso”. Luego, las cenas o desayunos van a ser
incluso más rápidas que con biberones.

6. NO MENTIMOS. Ni el biberón se ha roto, ni se ha perdido el chupete, ni
están “castigados” sin él… ¡¡somos mayores!! Y usamos vaso como en el
cole, como papá y mamá….

7. REFORCEMOS MUCHO: felicitemos cada pequeño progreso, hagamos
partícipes a toda la familia para que puedan felicitarlo, a la escuela,
elaboremos juntos una medalla de campeón, pongámosle un gomet….

8. CUENTOS, sabéis que son de gran ayuda!!. Pedid consejo en la escuela, de
títulos que desarrollen la trama en una línea afín a vuestra idea y al
ideario de la escuela (que eviten ridiculizaciones, castigos…)

9. NO NOS RENDIMOS, seguro que para la llegada de la Navidad, todos lo
hemos conseguido!!

10. PREGUNTADNOS!! Cualquier duda, situación, progreso o dificultad. Es
muy importante para ellos conseguirlo!! Ayudémoslos!!

María Ordax Soler, Especialista en Audición y Lenguaje
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario